Según estudios el anhelo más grande de los padres es la felicidad de sus hijos, entonces nos surge un gran interrogante ¿Cómo criar hijos felices? Para abordar este importante tema de la felicidad los expertos en desarrollo infantil afirman que “la felicidad no es algo que podamos darle a un niño como un regalo, es algo que les podemos enseñar” además lo que hace felices a los niños podría sorprendernos, son las cosas más sencillas como jugar en compañía de sus padres.

Afortunadamente los padres no necesitan ser expertos en psicología para enseñar a sus hijos esa vida plena que genera la felicidad, aquí les vamos a compartir los principales tips del doctor Edward Hallowell, psiquiatra y autor de The Childhood Roots of Adult Happiness (Las raíces infantiles de la felicidad adulta):

  1. Divertirse con los hijos:

Para nadie es un secreto que tratar de compartir más tiempo con los hijos es clave, y que esos momentos deben ser de calidad; ¿por qué no aprovechar y divertirnos juntos? El juego ayuda a desarrollar habilidades esenciales para la futura felicidad de los hijos, es fuente de aprendizaje y lo más importante si usted Padre y/o Madre se está divirtiendo sus hijos también.

  1. Ayudarlos a perfeccionar sus talentos.

Las estadísticas dicen que muchas personas felices entre otras cosas han desarrollado una gran habilidad que los destaca. Ayudar a los hijos a desarrollar sus talentos y motivarlos a esforzarse podría cimentar una habilidad que los beneficiara en el futuro, adicionalmente aprenderán y tendrán la satisfacción de darse cuenta de que, con persistencia, llegarán a lograr lo que se propongan.

  1. Cultivar hábitos sanos.

Rutinas de limpieza, alimentarse bien y el orden son regalos que se dan a los hijos y que facilitaran su desempeño, los niños son más felices con un horario establecido que les permite saber qué va a suceder.

  1. Dejar que resuelvan sus problemas.

Aprender a lidiar con las inevitables frustraciones de la vida es crítico para los niños, la resiliencia es ampliamente comentada pero la realidad es que no se están criando niños capaces de tolerar la frustración, el papel de los padres es ayudarlos a encontrar soluciones por su propia cuenta.

  1. Permitir manifestación de sentimientos.

Los niños deben saber que a veces es normal sentirse desdichados, “que no los invitaron a una fiesta”, “que no les fue bien con los amigos”, ellos deben aprender que estar triste no es malo y que pueden manifestar sus emociones y asumir las situaciones difíciles.

  1. Escucharlos

Aprender a interpretar los mensajes de los hijos, preguntar con frecuencia como están, y si son felices, no importa si contestan o no, ellos sabrán que los padres están genuinamente interesados en ellos.

  1. Ser un modelo de conducta.

Parece obvio, ¿qué les están enseñando los padres a los hijos con su propia conducta? La coherencia es la clave.

Expresar alegría por lo que se tiene, en lugar de demostrar tristeza por lo que no se tiene, no es cuestión de ocultar emociones, pero citamos a Masia-Warner:   “Los padres de familia que tienden a estar deprimidos a menudo no son buenos para proporcionar disciplina y orden de manera constante, ni para alabar a sus hijos con constancia y divertirse con ellos. Todo esto puede contribuir a problemas emocionales”

¿Queremos que hijos felices cuando los Padres no lo son? Podríamos iniciar por nuestro lado, no se puede enseñar lo que no se sabe y se vive.

Teléfono: +57 +1 8021719

Email: administracion@crecemosjardininfantil.com

 

Fuentes:

https://espanol.babycenter.com/a7900029/9-pasos-para-criar-a-un-ni%C3%B1o-feliz

Las claves danesas para educar a niños felices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *